Principales Tipos de Contratos de Mantenimiento

por | junio 9, 2017
Principales Tipos de Contratos de Mantenimiento
5 estrellas 1 voto

contratos de mantenimiento

Los procesos de mantenimiento son procesos de apoyo. Es decir, mantenimiento presta sus servicios al cliente interno. Su cliente interno suele tener un “estatus” de mayor importancia en la compañía. Aún más allá, cada vez son más las compañías que consideran que la producción de sus productos no hace parte de su core business. Por ejemplo, el dispositivo desde el que usted está leyendo este artículo tiene una marca que no corresponde realmente a la compañía que lo fabricó. Posiblemente su artefacto fue maquilado en China por varias empresas.

Aunque no se puede limitar la creatividad imaginación de las personas que estén diseñando los contratos, la mejor práctica es tomar como base alguno de los modelos de contratos más comunes que se muestran a continuación. Sin embargo, la creatividad a la hora de diseñar contratos tiene sus riesgos. Se debe ser muy sensato en el momento que se opte por un modelo novedoso.

Contratos de Monitoreo de Condiciones

Es tal vez el tipo de contrato más común en mantenimiento. Permite acceder a conocimiento y tecnología especializada sin la inversión requerida en formación y compra de equipos. Las principales técnicas de monitoreo de condiciones son: análisis de vibraciones, termografía, análisis de aceites y ensayos no destructivos.

Contratos de Mantenimiento Preventivo

Incluyen la ejecución de los mantenimientos preventivos únicamente. Usualmente incluyen los repuestos y consumibles. Es común su uso durante los periodos de garantías de los equipos.

Contratos por Trabajo, Proyecto u Overhaul

Se paga únicamente por el trabajo puntual pactado. Es usado frecuentemente en las plantas que requieren paradas mayores o en proyectos especiales como los overhaul de equipos. Sin embargo, son la única la mejor opción cuando equipos especializados que presentan una faya que no ha sido posible de diagnosticar por el personal propio.

Contratos de Mano de Obra

Como su nombre lo indica, es el suministro del personal que realiza los mantenimientos. Se distingue del suministro de personal temporal en que incluye la supervisión, el cliente no necesariamente incide en la contratación del personal y que normalmente incluye las herramientas, dotación, EPP y posiblemente algunos insumos básicos para realizar las labores. No incluye la planeación y programación de los trabajos.

Contratos de Suministro de Repuestos

En ocasiones se mezcla con alguno de los otros tipos de contrato anteriores. Consiste en suplir uno o dos de las siguientes necesidades: inventario en stock y compra ágil de repuestos. Cuando se suple el inventario en stock, es un contrato de inventario en consignación o Vendor Held Stock (VHS). Cuando se suple la necesidad de compra ágil de repuestos, es una tercerización de los procesos de compra para mantenimiento. Ambos casos pueden significar riesgos para la organización por lo que deben ser claramente delimitados y controlados.

Contratos de Reparación y Mantenimiento (MARC)

Los contratos MARC implican el outsourcing de al menos los cinco procesos de la Gestión del Trabajo en Mantenimiento (Identificar, Planear, Programar, Ejecutar y Reportar). No incluye repuestos.  Un factor importante en el éxito de estos contratos es la decisión de quién realiza la Ingeniería de Confiabilidad, el cliente o el contratista. Lamentablemente, es común encontrar en estos contratos que ninguno de los dos asume esta responsabilidad realmente.

Contratos de Reparación y Mantenimiento con Repuestos (Full MARC)

Cuando el contratista MARC, adicionalmente es responsable del oportuno suministro de todos los repuestos requeridos para la ejecución de los mantenimientos, el contrato se denomina Full MARC. Es muy común en el mantenimiento de equipos mineros.  Un adecuado contrato Full MARC permite a la organización centrarse en los procesos productivos y estabilizar los costos de mantenimiento.

Contratos de Operación y Mantenimiento (O&M)

Aún más ambicioso que los contratos de Full MARC, los contratos O&M permite a los dueños de una planta productiva (los activos) usufructuarla sin tener que preocuparse por su operación. El contratista, opera y mantiene la planta completamente y se encarga de entregar el producto final en las condiciones y cantidades pactadas a un determinado precio. El cliente, puede concentrarse en el mercadeo y/o diseño de sus productos.

Otros Tipos de Contratos

La renta, el leasing e infinitas combinaciones y modificaciones de los contratos anteriormente citados son posibles. Opciones como la renta con mantenimiento preventivo y mantenimiento correctivo incluido, han permitido a un sinnúmero de empresas desligarse de la gestión de activos de apoyo al negocio como los vehículos.

Esteban Builes
Sígueme en:

Esteban Builes

Maintenance Manager at estebanbuiles.com
Ingeniero Mecánico y Magíster en Administración con amplia experiencia en Gestión de Mantenimiento en el sector minero.
Esteban Builes
Sígueme en:
Compartenos en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *